BELLEZA

MAM√Ā, ES IMPORTANTE QUE TE OCUPES DE TI! ūüíáūüĎí

MAM√Ā, ES IMPORTANTE QUE TE OCUPES DE TI!

Durante el embarazo so√Īamos con el momento en el que nos convertiremos en mam√°. Ahora que ya ten√©s al amor de tu vida en brazos, disfrutas de mimarlo, amarlo, contemplarlo y de repente, te ves envuelta en una din√°mica ‚Äúteta, pa√Īal, siesta‚ÄĚ que a lo largo del d√≠a, parece no tener fin y poco tiempo te deja para ocuparte de vos misma.

Esto sumado al ‚Äúmal descanso‚ÄĚ y cansancio que genera el atender constantemente a una personita que depende 100% de ti, te va desplazando a segundo, tercer, cuarto, quinto plano!!

Es por eso que es importantísimo que no nos olvidemos de nosotras en este camino de aprendizajes que es la maternidad.

El arreglarnos, tener una rutina de actividad física, dar un paseo, juntarnos con amigas, retomar la vida de pareja, nos hace movernos por un instante de la rutina maratonica (y muchas veces monótona) en la cual nos vemos inmersas cotidianamente.

El tener un momento, aunque sea mínimo para dedicarnos a nosotras mismas, nos permite despejarnos, nos eleva el auto estima, nos permite recargar las pilas para volver física y mentalmente renovadas a la hermosa, pero demandante tarea de ser mamás.

Mímate, cuídate, consentite. Esto lejos de ser egoísta, es una acto más de amor hacia tu bebé. Una mamá más contenta, menos cansada y más motivada, se traduce en una mamá con:

ūüĒłMayor disposici√≥n emocional para el cuidado del beb√©.

ūüĒłMenos niveles de estr√©s.

ūüĒłM√°s Paciencia

ūüĒł¬†M√°s creatividad

ūüĒłMenos irritabilidad

ūüĒłMejor Autoestima

ūüĒł¬†Mejor estado de √°nimo.

ūüĒł¬†Mayor sentimiento de auto eficacia.

ūüĒłMayor capacidad de disfrute.

Todos estos beneficios en la mam√° se traducen en beneficios en el v√≠nculo mam√°-beb√©. Por lo tanto no sientas culpas o remordimientos por dejar a tu beb√© por unas horas, no lo est√°s descuidando, por el contrario, te est√°s ocupando de ti, y esa es una diferente y saludable forma de ocuparte de √©l¬†ūüĎ∂ūüŹĽ.

Por: Lic. Silvana García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *